Viajes

Chiang Mai: un destino soñado, vegano y libre de gluten

Si estás planeando tu próximo viaje a Chiang Mai y quieres saber qué lugares visitar y dónde encontrar comida vegana y libre de gluten, ¡enhorabuena!, has llegado al post correcto.

Durante los últimos años, la ciudad más importante del norte de Tailandia se ha convertido en destino obligado para millones de viajeros, que la visitan cada temporada, ya sea por un interés profundamente espiritual, o simplemente, por el placer de descubrir lugares nuevos, fascinantes y exóticos.

Ubicada a 700 kilómetros de Bangkok y con una superficie de más de 40 mil kilómetros cuadrados, Chiang Mai brilla bajo la persistente luz del sol, con una sencillez que enamora. Cierto es que no ostenta la modernidad de otras urbes del globo, no obstante, es en esa simpleza donde radica su verdadero encanto.

“La ciudad de los templos y las motocicletas” (como cariñosamente me gusta llamarla) se abre al viajero como un pequeño gran tesoro por descubrir, de la mano de su gente y el colorido de sus templos, unidos al embriagante aroma y sabor de su magnífica gastronomía. Todas características de una ciudad que combina el salvaje encanto de la naturaleza, en su admirable flora y fauna, con la milenaria religiosidad de sus templos budistas.

¿Qué ver, cómo transportarse y dónde alojar en Chiang Mai?

A diferencia de lo que uno podría pensar, Chiang Mai es una ciudad bastante poblada y con muchísimo tránsito vehicular en hora punta. Posee además, algunos centros comerciales, y cuenta con cientos de restaurantes y pequeños locales de venta de fruta y comida, a un muy buen precio.

El barrio antiguo es el lugar que concita el mayor interés, por concentrar los templos más importantes, el mercado nocturno más grande y la mayor oferta hotelera y gastronómica de la ciudad. Es aquí donde se reúnen los mochileros y visitantes provenientes de todos los rincones del mundo. Esta zona es también conocida como “ciudad amurallada”, debido a que se encuentra rodeada por un antiguo muro —hoy en ruinas—, junto a un foso de agua.

Al momento de buscar alojamiento, lo mejor es que lo hagas al interior de la ciudad amurallada, con el fin de que puedas moverte a pie, sin necesidad de utilizar medios de transporte, aunque debes considerar que los valores de hospedaje son más elevados. Lo recomiendo, porque yo cometí el error de hospedarme fuera de los muros, a unos veinte minutos del MAYA Lifestyle Shopping Center y a casi sesenta minutos del casco antiguo, que si bien no es mucho tiempo para alguien que está acostumbrado a caminar, cuando ya has pasado más de veinte días haciendo ese trayecto, y con una temperatura superior a 30 grados, no podrás resistir la tentación de pedir un servicio de transporte por aplicación que, con su aire acondicionado, te venga a rescatar.

Alojamiento y transporte

Si bien puedes buscar alojamiento una vez llegues a la ciudad, yo siempre recomiendo hacerlo antes del viaje, así te evitas caminar de un sitio a otro buscando plazas libres, con el equipaje a cuestas y bajo un sol abrasador (en temporada alta, época de mayor calor).

Y no te preocupes, la capacidad hotelera en Chiang Mai está garantizada, se ajusta a cualquier presupuesto y a las familias de todos los tamaños. Puedes consultar por hostales y casas particulares en Airbnb o utilizar Booking.com para encontrar el hotel que más se ajuste a tus necesidades. No olvides siempre comparar precios y leer los comentarios de otros visitantes.

Ahora bien, si aún así decides alojarte fuera de la ciudad amurallada, siempre puedes moverte utilizando una app de transporte, o un servicio local llamado tuk tuk, que es un triciclo motorizado que cobra por recorrido. Es decir, antes de subir, debes indicarle al chofer tu destino (si cuentas con una foto o GPS, tanto mejor) y luego entrarás en un proceso de negociación y regateo en que el precio será estimado según la hora, el día de la semana, la distancia, el humor y el ánimo de lucro del conductor. Por ser turista, obviamente intentarán cobrarte una tarifa más elevada, por eso tu capacidad de negociación será clave. Ten en cuenta que los conductores no necesariamente dominan el inglés, y la pronunciación de algunos nombres de calles en tailandés son muy parecidos, lo que podría producir confusión respecto a tu destino. Por este motivo, lleva escrito el nombre del lugar al que vas y así te aseguras de que te lleven al sitio correcto.

Songthaew

El tuk tuk no es la forma más barata de transportarte en Chiang Mai, pero la ventaja que tiene es que sus conductores son experimentados y evitarán a toda costa transitar por las avenidas y calles de mayor congestión, ganando tiempo en vías alternativas que los conductores de Uber desconocen. Otra posibilidad para movilizarte, es utilizar los songthaews, que son unas furgonetas de color rojo, que se encuentran repartidas por toda la ciudad, y cuyo precio base es de 30 THB, que equivale a poco menos de 1 Euro. Por su mayor capacidad se trata de un medio de transporte compartido que te permitirá interactuar con gente local, además de otros turistas. El precio del trayecto en songthaew también es negociable y se cobra por pasajero.

Finalmente, si cuentas con licencia internacional, te recomiendo arriendes una motocicleta y recorras la ciudad por tu cuenta. El arriendo de una moto en Chiang Mai es de 200 THB diarios, en promedio, lo que equivale aproximadamente a 5 euros.

Importante: si no tienes licencia y la policía te sorprende conduciendo, oficialmente te expones a multas y a que te lleven detenido, pero extraoficialmente (y esto es lo que comúnmente ocurre) puedes exponerte a una extorsión de varios cientos de bahts, sin contar el mal rato que te harán pasar. Así que como reza el dicho: “más vale prevenir que lamentar”.

En cuanto a alojamiento, te comparto a continuación brevemente mi experiencia: como te contaba anteriormente, me alojé fuera de la ciudad amurallada, básicamente porque es más barato. Durante varias semanas me quedé en Happy Inn Town, donde por mes pagué alrededor de 215 Euros. La habitación era muy amplia, con cama de dos plazas, escritorio, armario, wifi, baño privado, mini freezer y cocina compartida. A pocas cuadras de mi alojamiento se encontraban dos supermercados y numerosos locales de comida, además de servicios de lavandería que por carga de ropa no superan los 100 THB. El hospedaje está ubicado en un lugar residencial, donde vive principalmente gente local. Para movilizarse es necesario acercarse al MAYA Shopping Center y desde ahí coger algún medio de transporte. Y como ocurre en toda la ciudad, es muy seguro caminar de noche e ideal para viajeros solitarios.

Templos (Wat en tailandés)

Una vez que te instales en tu hospedaje, podrás salir a recorrer la ciudad y visitar todos sus templos. La mayoría son de acceso gratuito y en su interior hay monjes y aprendices con quienes podrás conversar, si así lo deseas y la ocasión —y el dominio del inglés de ambos— lo permite. En este recorrido no puedes dejar de visitar Wat Phrasing, Wat Chedi Luang y Wat Chiang Man, que deben ser los templos más lindos e importantes del interior de la ciudad amurallada.

Si no estás familiarizado con el budismo, es posible que no entiendas la simbología de estas construcciones. ¡Pero no te aflijas! Existen numerosas alternativas de tours guiados por los wats, con guías que sabrán explicarte el valor y significado de cada símbolo, construcción y estructura, además de recorrer la historia y el contexto en el cual fueron construidos.

A título personal, y sin ser budista, lo que más me gusta de los templos es que puedes pasar muchísimo tiempo en su interior, recorriendo sus patios y edificios, y fotografiando cada detalle de su decoración. También, puedes presenciar las ceremonias y disfrutar de un espacio para desarrollar tu espiritualidad con plena libertad.

Ten en cuenta que fuera de la ciudad amurallada también existen wats que puedes visitar, como por ejemplo, el Silver Temple, que es otro de los templos vistosos que hay en Chiang Mai, y de paso, puedes caminar y perderte por las calles y pasajes que se encuentran en los alrededores de la ciudad antigua.

Consejo: Aunque en occidente resulta ser una práctica común, el uso de la imagen de Buda en camisetas (y en cualquier artículo de decoración, incluyendo tatuajes) es considerado una falta de respeto. Procura entonces no utilizar este tipo de camisetas, especialmente si vas a ingresar a un templo. Así mismo, cuando ingreses a un wat, hazlo con vestimenta adecuada, no puedes vestir sandalias ni pantalones cortos ni camisetas de hombros descubiertos. Recuerda que estás ingresando a un lugar sagrado.

Excursiones, actividades y masajes

Además de los cientos de templos que se encuentran repartidos por toda la ciudad, Chiang Mai ofrece numerosos tipos de excursiones, trekking, cursos de cocina y masajes. Aunque sin duda, lo que más buscan los turistas en esta ciudad es la posibilidad de interactuar con elefantes.

Respecto a esta actividad en particular, he preparado un post que puedes leer pinchando aquí en donde detallo mi experiencia con Kanta Elephant Sanctuary, uno de los tantos “santuarios” que existen en Tailandia sobre los cuales es importante informarse antes de tomar una decisión. Lo único que quisiera mencionar por ahora, es que siempre realices un turismo responsable, y que seas consciente de la realidad que viven los animales expuestos al contacto humano. No olvides que los elefantes son animales salvajes y que su interacción con humanos es antinatural, además de abusiva, ya que se trata de un negocio en el que se tortura y doblega a los animales, quebrando su espíritu y naturaleza, para el simple capricho y entretenimiento de nosotros, los seres humanos.

En cuanto a las excursiones, puedes hacer el tour de los templos de la montaña Doi Suthep, y subir la famosa escalera de 309 escalones para acceder a sus templos y miradores, donde podrás tener una vista privilegiada de Chiang Mai. Además de los templos e instalaciones, puedes visitar el Bhubing Palace, que es una residencia real de invierno en la que podrás disfrutar de un tranquilo paseo por sus pabellones y jardines, pero antes de ir, asegúrate de que el acceso se encuentre habilitado. Luego, puedes visitar la cascada Huay Kaew y darte un refrescante baño. Un tour de estas características puede costar unos 800 THB (20 Euros).

Importante: Doi Suthep se encuentra a 40 kilómetros del centro de la ciudad y puedes ir a través de un tour contratado, por tu cuenta en motocicleta, o también en songthaew (las furgonetas rojas). Esta última es una de las opciones más baratas.

Si lo tuyo es el trekking, puedes ir al Parque Nacional de Doi Inthanon donde se encuentra el punto más alto de Tailandia, junto a unas hermosas pagodas que bien vale la pena visitar. El trekking puede durar hasta tres horas, esto variará según la velocidad en la que avance el grupo y también según se vaya desarrollando la actividad. Si te cansas pronto, puede reducirse el tiempo de la caminata. Lo importante es que lo disfrutes, lo pases bien, respires y te empapes de los colores y texturas que la naturaleza tiene para ti. Sin dudas será una muy buena oportunidad para alejarse del ruido y la contaminación de la ciudad. En el parque también podrás visitar las cascadas Wachiratan y Mae Klang, junto con la Cueva Borichinda que es una de las más famosas de Chiang Mai. Por lo general, si contratas un tour, éste parte a las 8:30 am y finaliza a las 18:30 horas, e incluyen la recogida en el hotel, el transporte, la entrada y el seguro de viajes, y su valor promedia los 1800 THB (45 Euros).

Lo más probable es que luego de una excursión vas a querer relajarte y descansar. Para esto te recomiendo un tìpico masaje tailandés. Los sitios que ofrecen masajes abundan en toda la ciudad. Existen varios tipos de masajes y con diferentes precios. No todos los locales que ofrecen masajes son impartidos por un profesional, así que me parece que la mejor forma para elegir donde ir es que alguien te lo recomiende. En un post aparte te contaré mi experiencia en Lila Thai Massage, y la verdad es que me encantó, por su seriedad, limpieza y profesionalismo. 

Por las noches, podrás visitar los fabulosos mercados nocturnos de Chiang Mai, donde encontrarás souvenirs, ropa, adornos y una gran variedad de comida típica, que si buscas bien, hallarás algunas alternativas veganas y libres de gluten.

El night market más grande e importante es el que se desarrolla cada domingo al interior de la ciudad amurallada. Francamente, no lo recomiendo después de una excursión o un día agitado, porque en verdad vas a caminar bastante y por ser zona céntrica, estará lleno de turistas y visitantes. Así que trata de ir con tiempo y con el cuerpo descansado, para que mires, compares y realices tus compras con tranquilidad.

¿Dónde comer vegano y libre de gluten en Chiang Mai?

Para ser sincero, antes de ir a Chiang Mai tenía cero expectativas respecto a encontrar restaurantes que ofrecieran comida vegana y libre de gluten. Para fortuna nuestra, estos lugares existen, la comida es deliciosa y los precios son realmente imbatibles.

1.- Amrita Garden

Mi lugar favorito para almorzar en Chiang Mai es el Amrita Garden, un restaurante auténticamente vegano, con un amplísimo menú que incluye opciones libres de gluten, en un espacio abierto y acogedor, ubicado al borde de la ciudad amurallada. Antes de ingresar, al igual que en un templo, debes quitarte los zapatos. Luego te diriges al mesón para ser atendido. Allí tomas el menú y le indicas a la dependienta exactamente lo que quieres consumir. Como no dominan del todo el inglés, puedes mostrarle la imagen de lo que vas a pedir (el menú sí está escrito en inglés), luego te sientas y tu plato será llevado a la mesa. En este lugar te recomiendo la lasaña vegana libre de gluten, con un té frío tailandés sabor limón. De postre, te puedes levantar, acercarte al mostrador y tomar un brownie o algunas de las delicias disponibles del día. Las personas que atienden son muy serviciales y la comida es realmente exquisita. Una lasaña en Amrita Garden más un té, cuesta alrededor de 315 THB (8 Euros), que para la media en Chiang Mai resulta un tanto costoso, pero en verdad vale la pena. También tienen platos más económicos, a sólo 70 THB (1,5 Euros) como una fusión de hummus y vegetales, o bolitas de arroz con mix de vegetales fritos. El menú es muy pero muy amplio, y tiene varias opciones gluten free. ¡Sólo es cuestión  de sentarse y disfrutar de estas maravillas!

Dirección: 2/1 Samlan Road Soi 5, T prasing, Amphoe Mueang, Chiang Mai 50200, Tailandia

2.- Morning Glory

Otro de mis lugares favoritos para comer es el Morning Glory. Se trata de un restaurante pequeñito, que incluso pasa inadvertido al ojo más despistado. Este lugar ofrece platos veganos y vegetarianos con valores que oscilan entres los 60 y 80 THB. Siempre acompañado, por supuesto, de mi bebida favorita en Chiang Mai, el ya mencionado cold thai lemon tea. Créeme que tras caminar y sudar todo el día, agradecerás al cielo por ese bendito té. En Morning Glory puedes pedir un arroz frito con piñas (fried rice with pineapple) o unos brotes de frijoles con tofu (beans sprouts with tofu). Ambos platos son una verdadera delicia. Obviamente hay más opciones, pero estos que nombro eran los platos que yo solía comer allí. Y ojo con el picante, procura tener un refresco a mano al momento de probar bocado, porque con el ají tailandés pica hasta la conciencia 🙂

Dirección: 34 Prapokkloa Rd, Amphoe Mueang Chiang Mai,  50200, Tailandia

3.- Happy Green

Aunque se encuentra alejado de la ciudad amurallada, otro sitio vegano/vegetariano que te puedo recomendar es el Happy Green, ubicado a orillas del río Ping. Aquí podrás probar verdaderos platos tailandeses. El local funciona como un buffet, donde comerás todo lo que quieras, combinando sabores y platos a tu antojo. Si tienes dudas respecto al origen de la preparación, puedes consultarle a la encargada. El Happy Green posee una gran variedad de preparaciones en base a arroz, tofu y vegetales, el costo es de 140 THB (3,60 Euros) e incluye agua y ensaladas.

Dirección: 4/3 Moo 3, Pa Daet, Mueang Chiang Mai District, Chiang Mai 50100, Tailandia

4.- May Kaidee

En caso de que no quieras alejarte mucho de la ciudad amurallada, a pocos pasos se encuentra el May Kaidee. Se trata de un pequeño restaurante vegano/vegetariano, muy económico y realmente exquisito. Aquí no pregunté por opciones gluten free, pero tomé el riesgo y me comí uno de los mejores Pad Thai que probé en todo Chiang Mai. Lamentablemente, lo descubrí casi al final de mi viaje, así que fui una sola vez. Gasté 140 THB en un Pad Thai y dos jarros de té frío (esa tarde tenía mucha sed y calor). Como hay poquitas mesas, tienes la posibilidad de compartir con otros visitantes, lo que resulta de lo más entretenido, porque aprovechas de conocer gente, conversar un ratito e intercambiar datos útiles e información general. En May Kaidee y al igual que en otros restaurantes, ofrecen cursos de cocina tailandesa. Yo no lo contraté, pero ahí mismo puedes consultarle a los dependientes por precios y disponibilidad.

Dirección: Chang Moi Kao Rd, Tambon Si Phum, Amphoe Mueang Chiang Mai, Chang Wat Chiang Mai 50300, Tailandia

5.- Pink House Garden

Si lo que quieres es un restaurante auténticamente libre de gluten, tienes que ir al Pink House Garden. Todo lo que ofrecen en su menú es gluten free, dentro de lo cual cuentan con opciones veganas. Este lugar se encuentra ubicado fuera de la ciudad amurallada, a sólo metros del Silver Temple, por lo que se puede ir caminando sin ningún problema. El lugar es precioso, los comedores se encuentran en un patio abierto donde te puedes refugiar del sol, huir del ruido de la calle y disfrutar de un poco de brisa. Aquí puedes comer una ensalada de frutas, que es un gran mix de frutas a las que le ponen limón y sal. La mezcla parece un poco rara, pero te aseguro que es muy rica y refrescante. También puedes pedir arroz con vegetales, que no supera los 80 THB (2 Euros), un plato que suena simple, pero en verdad tiene muchísimo sabor y personalidad.

Dirección: Hai Ya, Mueang Chiang Mai District, Provincia de Chiang Mai 50100, Tailandia

6.- The Salad Concept

Este restaurante es ideal para esos días de profundo calor en que lo único que quieres es comer algo fresco, ni muy cerca ni muy lejos de la ciudad amurallada. Como su nombre lo indica, The Salad Concept ofrece una gran variedad de ensaladas con opciones veganas y libre de gluten. El tamaño de los platos es generoso y contundente. Si tienes algún otro tipo de alergia alimentaria, puedes hablar con el mesero para que tome los resguardos correspondientes. Además de ensaladas, aquí encontrarás diversos tipos de jugos, refrescos y sándwiches. Todo muy fresco y delicioso. De sus platos te puedo recomendar el organic tofu salad, que cuesta 105 THB (3 Euros) y que además de ser completamente vegano, es realmente exquisito. Y si lo acompañas con un jugo de naranja bien frío, podrás olvidarte completamente del asfalto y el calor.

Dirección: Nimmarnhemin Road Soi 13, Mueang Chiang Mai District, Chiang Mai 50200, Tailandia

7.- Comida callejera

La comida callejera en Chiang Mai es un atractivo turístico con mérito propio. Puedes encontrar puestos de comida en toda la ciudad, principalmente al interior de los barrios (fuera de la ciudad amurallada). Los precios son populares, ya que es aquí donde los tailandeses comen cada día. Cierto es que no ofrecen platos veganos ni libres de gluten, y aunque es muy probable que exista contaminación cruzada en la manipulación de alimentos, de todas formas puedes entrar y armar tu plato con algunas alternativas, siempre bajo tu propia responsabilidad. Es muy común encontrar fideos de arroz, además de una buena variedad de ensaladas y vegetales, que puedes ir combinando a gusto. En algunos puestos tienen mesas para que comas al interior, y en otros simplemente te venden la comida en bolsa para que la lleves a casa. Y ya que estás por los barrios, aprovecha de comprar fruta en gran cantidad, porque es fresca, rica y muy económica. Yo solía comprar una concha de plátanos (entre 10 y 12 unidades) por tan sólo 35 THB (casi 1 Euro),

Entre mis platos callejeros favoritos se encuentra el sticky rice with mango, que en rigor es más bien un postre. ¡De sólo acordarme se me hace agua la boca! Se trata de una preparación con arroz remojado y mango, todo bañado en leche de coco. Este plato lo encuentras principalmente en los carritos (triciclos) y en los food tracks apostados en las zonas más turísticas, fuera de la ciudad amurallada, cercana al MAYA Shopping Center. Para tu seguridad, puedes preguntarle al dependiente si la preparación incluye leche animal (lo que es muy improbable), pero así te aseguras de que se trata de un plato completamente vegano. Además es exquisito, ideal para comerlo en medio de una pausa al atardecer. Su precio no supera los 60 u 80 THB (2 Euros).

Y si bien se trata de una excepción, en los mercados nocturnos también es posible encontrar comida vegana y libre de gluten. Además del arroz con mango, en algunos puestos podrás comprar maíz (mazorca) asada, plátano asado, bolitas de arroz, fideos de arroz con ají y vegetales, dim sum vegano, y roll de fideos de arroz, entre otras preparaciones, sin contar la gran cantidad de fruta y jugos naturales con los que podrá endulzar tu paseo.

8.- Supermercados

Aunque las cadenas 7 Eleven y Carrefour son las más populares en Chiang Mai, durante mis caminatas encontré dos supermercados con opciones veganas y libres de gluten muy bien surtidos. El primero es el Makro Food, donde podrás comprar porotos (frijoles), maíz, champiñones y garbanzos enlatados a un buen precio. También cuentan con fideos instantáneos de arroz, que son esos a los que les dejas caer el agua hervida, esperas unos minutos y ya los puedes servir. Aquí también puedes comprar frutas, vegetales, agua y tortillitas mexicanas de maíz libres de gluten, junto a una gran variedad de frutos secos.

El segundo supermercado que descubrí es el Tops Daily que cuenta con un gran surtido de alimentos veganos y libres de gluten, como yogur de soya, leche de coco, leche de almendra, distintas variedades de tofu, papas fritas libres de gluten, arroz preparado, mix de vegetales fritos libres de gluten, agua, frutas, verduras y jugos.

Como puedes apreciar, existen numerosas alternativas para comer rico, sano y con la dieta vegana y libre de gluten que muchos de nosotros requerimos para vivir. Tus alergias o tus convicciones personales no tienen que ser sinónimo de hambre ni mala alimentación. En Chiang Mai encontrarás numerosas alternativas para visitar, conocer, disfrutar y también para comer sano, rico y sin riesgos para tu salud. Recuerda tener en tu móvil todas las aplicaciones necesarias para que puedas moverte y desenvolverte bien en la ciudad, y para eso, te recomiendo la lectura de mis “6 aplicaciones que debes tener antes de viajar,

Comentarios

comentarios

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.